Parafango

Referencia: 13IB57

Formatos: Bandeja 1 kg

Mezcla de Parafina y Fango Negro con propiedades termoterápicas.

Con la ayuda de una brocha corporal o espátula, mezclamos el parafango dentro del calentador, para conseguir una capa uniforme. Aplicamos el parafango sobre las zona deseada, pasamos la brocha 2 o 3 veces hasta conseguir una capa gruesa, imprescindible para alcanzar una hiperemia localizada. Primeramente, comenzamos con una capa fina para que el paciente se acostumbre a la temperatura del parafango. Una vez finalizamos la aplicación, envolvemos el cuerpo con un rollo osmótico o rollo de sudoración. Para conseguir una mayor efectividad, tapamos el cuerpo con una manta térmica o utilizamos una lámpara con infrarrojos. Una vez transcurridos 15 minutos, retiramos el producto sin necesidad de ducha. 

Debemos calentar el parafango una vez al día (preferiblemente después de haber realizado todos los tratamientos del día) a una temperatura de 80-90 grados para eliminar todas las bacterias. El parafango puede reutilizarse, un máximo de 20 veces.

El Parafango se aplica localmente en la zona afectada. Al ser un producto de fácil manejo, puedo utilizarse en articulaciones. Se funde el parafango en un horno y se mantiene fundido a unos 45ºC - 48ºC. Se aplica directamente sobre la piel en forma de cataplasma, o sobre un papel osmótico. Se deja en aplicación durante 20 – 30 minutos, aproximadamente.

Ficha técnica