Últimos Tweets

Protocolo Aceite de Sésamo y Pinda

PDF
Bolsas de tela, que en su interior guardan elementos naturales de las plantas procedentes de la agricultura ecológica (romero, lavanda, tomillo, naranja, rosas, salvia) y sal marina.
Las pindas antes de ser colocadas sobre la piel se calientan al vapor de agua liberando así sus propiedades curativas.
Tiempo por sesión: 50 minuto.
PROPIEDADES DE LA PINDA
Romero: Gracias a sus efectos estimulantes y tónicos, favorece la circulación sanguínea y ayuda a fortalecer el sistema inmunológico del cuerpo, actuando como prevención de enfermedades respiratorias y del aparato digestivo. Gracias a sus propiedades colagogas, ayuda a aliviar los trastornos estomacales, diarreas o estreñimiento. Propiedades diuréticas y antihepáticas. Muy beneficioso para aliviar los dolores musculares y problemas óseos, como artritis, lumbago, esguinces, etc. Trata la caída del cabello y la dermatitis seborreica.

Lavanda: Por su olor relajante, le hace un excelente tónico para los nervios. Por lo tanto, ayuda en el tratamiento de las migrañas, dolores de cabeza, la ansiedad, depresión, tensión nerviosa y el estrés emocional. Ayuda a conciliar el sueño. Es un remedio que se recomienda a menudo para el insomnio. Ayuda a aliviar dolores musculares, reumatismo, esguinces, dolor de espalda y lumbago. Los masajes con aceite de lavanda proporcionan un alivio del dolor en las articulaciones. Posee propiedades antisépticas. Se utiliza para tratar diversos trastornos, tales como el acné y las arrugas.

Naranja: Antidepresiva, Antiespasmódica, Antiinflamatoria, diurética y sedante. Tónico del sistema nervioso y estimulante linfático. En el ámbito de la belleza, es un excelente tónico para las pieles maduras, ya que ayuda a eliminar la dermatitis y la piel seca con facilidad, además de mejorar la formación de colágeno en la piel.

Salvia: actúa como calmante nervioso, relaja las contracturas musculares, los espasmos, los temblores, alivia la piel congestionada o lesionada, ayuda a la cicatrización de heridas, se utiliza en torceduras, y es un excelente relajante psicofísico, combatiendo el agotamiento tanto en los aspectos físico como mental o emocional. Es un gran aliado contra los problemas derivados de la menopausia.

Rosas: Se utiliza en todo tipo de pieles, de grasa a seca a muy sensible por su alto poder hidratante y calmante. Tónica, revitalizante e hidratante para la piel cansada. Gracias a las vitaminas que contiene (E y del grupo B), ayudan a reafirmar la piel. Su contenido en carotenos y vitamina E le otorga propiedades regeneradoras de las células cutáneas, mientras que su elevado aporte de vitamina C ayuda a restaurar la producción de colágeno por parte de la piel, mejorando el tono cutáneo y reduciendo las pequeñas arrugas. Su efecto protector es también muy beneficioso en caso de capilares rotos, cuperosis.

Sal marina: Al contener sulfato de magnesio, la sal de mar posee un efecto antiinflamatorio que suaviza las callosidades de los pies y de las manos y además favorecen la exfoliación de la piel. Los tratamientos con la sal de mar pueden ser muy efectivos para tratar el acné.
Aceite de sésamo: Las principales propiedades del aceite de sésamo vienen derivadas de su alto contenido en Omega 6 y Omega 9, los cuales, ejercen un efecto muy positivo en el aparato circulatorio, pues aumenta la circulación periférica y consigue aumentar el riego sanguíneo en la piel, lo que produce un aumento del calor local. Se puede utilizar para calentar manos y pies. Posee propiedades antioxidantes, otorgadas por la Vitamina E, que ayuda a retardar los signos del envejecimiento, previene las arrugas y la flacidez. Se utiliza como filtro solar ante la radiación UVB, además de favorecer el bronceado. También posee propiedades relajantes, que combaten el estrés, la ansiedad y el nerviosismo. Por sus cualidades antiinflamatorias, de sus ácidos grasos, el aceite de sésamo, ayuda a disminuir el dolor muscular y reducir los síntomas negativos de la menopausia.

PASO A PASO PARA REAFIRMAR Y REDUCIR

PASO 1 – PREPARACIÓN
Las pindas deben calentarse al vapor para exaltar las propiedades de las plantas medicinales, y poder emplearlas como un medio de termoterapia, ya que el calor de la pindas vaporizadas estimula la apertura de los poros, y por lo tanto facilita la desintoxicación de la piel y la mejor absorción de las propiedades medicinales de las hierbas. Cubrimos la piel con el Aceite de Sésamo y realizamos un previo masaje, que facilita el masaje además de hidratar la piel, para que las Pindas calientes puedan moverse fácilmente sobre el cuerpo.

PASO 2 – EL MASAJE
Empezaremos el masaje, por los pies del paciente. Hacemos presiones con las pindas en la planta del pie en forma circular, de manera lenta, suave y firme, continuamos con el otro pie. Sin despegar las pindas de los pies, subimos de forma lenta pero firme por el tobillo gemelos y hasta el hueco poplíteo y de ahí desplazándonos hacia la parte alta de la pierna. Podemos realizar las dos piernas a la vez o alternativamente. Nos deslizamos hasta los músculos internos y externos de la pierna haciendo movimientos rotatorios y con presiones intermedias. Vamos subiendo y bajando, de arriba hacia abajo. Llegamos a los glúteos, donde las presiones se hacen un poco más fuertes, con deslizamientos de costado y en la parte central del glúteo. Subiremos a la cintura y continuaremos con la misma técnica de presión de las dos manos al mismo tiempo, subiendo desde la cintura hasta la espalda. Trabajamos los brazos de forma ascendente. Se deslizan las pindas hasta el cuello en forma muy suave y sólo cuando se llega a los tendones y músculos de la parte alta del cuello, se presiona un poco más. Nunca se deben de presionar los laterales del cuello.

PASO 3 – PARA FINALIZAR
Dejaremos las pindas puestas por toda la espalda durante unos cinco minutos, una vez transcurridos se las quitaremos y finalizamos tapando con una toalla caliente.

RESULTADOS
Un masaje con Pindas aportará una acción hidratante y desintoxicante para la piel y además aportará al organismo una profunda relajación y una exfoliación natural.

MANTENIMIENTO EN CASA RECOMENDADO
El contenido de la pinda puede ser utilizado por el paciente como un exfoliante natural o como sales de baño. El resto del aceite, puede utilizarse para hidratar la piel tras la exfoliación.

Comentarios desactivados en Protocolo Aceite de Sésamo y Pinda

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies