Loción Gel Aloe Vera 100% Puro

Loción Gel Aloe Vera 100% Puro

Referencia: 13IB08

Formatos: Botella 500 ml,Botella 150 ml,Expositor 12 unidades

Hidrata la piel en profundidad, dejando una suave sensación de frescura. Gracias a las propiedades calmantes y regeneradoras del aloe vera es ideal tras el afeitado o depilación, aliviando la irritación de la piel.

Aplicar una cantidad suficiente de gel sobre la zona a tratar con un ligero masaje rotatorio hasta la total absorción del producto. 

Aloe vera: La combinación de las sustancias que contiene el Aloe Vera es capaz de actuar en profundidad y de diferentes formas, dependiendo del tipo de piel sobre el que se aplique. Tiene la capacidad de astringir las pieles grasas, hidrata las secas, regula el sebo en las acneicas y calma las pieles irritadas.

Éstas son algunas de las propiedades del Aloe Vera sobre la piel:

Hidratante: Gracias a su riqueza en mucílagos, el Aloe Vera tiene una gran capacidad para retener agua, por lo que resulta muy eficaz en el tratamiento de pieles deshidratadas, aunque su acción es más bien astringente, por lo que, a pesar de ser adecuada para todo tipo de pieles, lo es especialmente para las personas con el cutis graso o acneico, ya que conserva el agua sin engrasar.

A esta acción se suma su capacidad de penetrar profundamente en las capas de la piel y eliminar las bacterias y los depósitos de grasa que tapan los poros. Al mismo tiempo, la acción de los nutrientes naturales del Aloe Vera, los minerales, las vitaminas y los aminoácidos estimulan la reproducción de nuevas células.

Cuando se emplea el Aloe Vera como ingrediente de distintos productos cosméticos, su extraordinaria capacidad de penetración permite que el agua y los otros agentes hidratantes se introduzcan en la piel retirando las toxinas y permitiendo que las propiedades astringentes actúen con más eficacia. 

Esta capacidad de penetración ayuda a evitar que se obstruyan los poros de la piel del rostro y le proporciona un brillo saludable porque la actividad enzimática de la planta acelera la circulación de la sangre y desprende las células muertas.

Los aminoácidos que contiene el Aloe Vera colaboran en el desarrollo de nuevas células. De forma adicional, proporcionan una capa protectora a la dermis que ayuda a retrasar el desarrollo de bacterias y hongos perniciosos.

Antialérgico, calmante y antiinflamatorio: Resulta muy útil en las pieles atópicas, con tendencia a la alergia, pero también para utilizar en las lociones indicadas para después del sol.

Desinfectante: Algunos polisacáridos y los derivados antracénicos que contiene el Aloe Vera garantizan esta propiedad. Su reconocida actividad frente a determinados virus y bacterias de la piel lo hace ideal a fin de combatir la presencia de los microorganismos que ayudan a la formación de molestos granos e impurezas en la piel.
Sus propiedades astringentes contrarrestan la infección del acné y colaboran en la curación de las manchas, prácticamente sin dejar cicatrices.

Al tener un pH de acidez 4.3, similar al de la piel, que se sitúa entre un 4 y un 6, el Aloe Vera ayuda a equilibrar el pH normal de la misma.

Estimulante y regeneradora: Los aminoácidos, las vitaminas y los minerales que contiene el Aloe Vera lo hacen muy efectivo para combatir las pieles desvitalizadas y dañadas.

En los casos de envejecimiento prematuro provocado por una excesiva exposición solar, el Aloe Vera nutre y regenera la piel. En este sentido, a partir de cierta edad, la red de fibras de colágeno y elastina, que proporcionan elasticidad y firmeza a la piel, comienza a cambiar y, en consecuencia, se forman profundas arrugas que ya no pueden eliminarse.

Los extractos de Aloe Vera restablecen el equilibrio entre estos cambios, estimulando así la síntesis del colágeno y de las fibras de elastina de la piel. El gel de Aloe Vera incrementa el contenido de colágeno soluble en la piel. Esta acción regeneradora hace que además resulte excelente para después del afeitado, ya que en pocos instantes regenera muchas de las células rotas al paso de la cuchilla de afeitar.

Ficha técnica