Aceite Esencial de Árbol del Té

Aceite Esencial de Árbol del Té

Referencia: 13IB15

Formatos: Frasco 10 ml

Regenerante, antiséptico y bactericida natural.

Los aceites esenciales se pueden utilizar mediante masaje, diluidos en cremas, lociones o geles y puros, a través de inhalación. Dependiendo del tipo de aceite, su uso causará efectos físicos, mentales y emocionales diferentes. La aromaterapia debe emplearse con precaución y, preferentemente, guiada por un profesional cualificado, que comprobará las contraindicaciones, dosis y mejores maneras de utilizarla.

El aceite de árbol de té se obtiene de la destilación de las
hojas de un árbol originario de Australia llamado
Melaleuca alternifolia. El árbol se llama árbol de té
porque se descubrió que sus hojas podían ser un
sustituto del tradicional té.Las hojas de este árbol ya eran
utilizadas en tiempos de los aborígenes australianos, en
infusiones, directamente aplicadas sobre la piel o
mezcladas con barro, para tratar heridas, quemaduras,
picaduras, infecciones, etc.
El aceite esencial de árbol de te, como todos los aceites esenciales, tiene un gran poder de
penetración en la piel, llegando incluso al torrente sanguíneo. Todos los productos
cosméticos que contengan este aceite tendrán una acción regenerante de la piel, de
oxigenación de las células además de efectos antisépticos y antibacterianos.
Heridas: como antiséptico y cicatrizante.
Quemaduras leves.
Ácne: Para este caso es muy importante la limpieza diaria de la piel, en un algodón
empapado de agua ponemos 1 gota del aceite esencial, se puede aplicar un poco del aceite
puro directamente sobre la zona a tratar 1 o 2 veces al día.
Piel seca, eccemas, psoriasis, quemaduras solares.
Pie de Atleta: se aplica con un algodón directamente y combinado con baño de pies en agua
caliente a la que se le añaden unas gotas del aceite esencial.
Manicura y pedicura.
Cabello: Útil tanto para el cabello graso como para el seco, pues regula la actividad de las
glándulas sebáceas del cuero cabelludo.Por su acción antifúngica ayuda a combatir la
caspa, añadiendo unas gotas de aceite al champú habitual, preferentemente neutro.

Ficha técnica