Crema Reafirmante Antiestrías

Crema Reafirmante Antiestrías

Referencia: 13IB03

Formatos: Tarro 1.000 ml,Tarro 500 ml

Indicada en la prevención y tratamiento de pieles afectadas por flacidez y otros desarreglos elásticos del tejido conjuntivo. Una aplicación regular del producto previene la formación de estrías, devuelve a la piel su suavidad y elasticidad y aumenta la firmeza e hidratación de las zonas afectadas.

Aplicar una cantidad suficiente de crema sobre la zona a tratar con un ligero masaje rotatorio hasta la total absorción del producto. 

Colágeno: Es una de las escleroproteínas más importantes del tejido conjuntivo y se presenta en el mismo en forma de fibras. Como principal elemento estructural de la piel, es responsable de sus propiedades y características. Su incorporación en productos para la piel aumenta su capacidad de retención de agua, con lo que mejora su aspecto general. 

Extracto de Centella Asiática: Las hojas y las flores de la Centella Asiática tienen propiedades cicatrizantes y depurativas. Estimulan la circulación de la sangre y la linfa y la eliminación de las sustancias de desecho. Favorecen la síntesis de colágeno y las proteínas. Protegen y refuerzan los vasos sanguíneos y devuelven, por lo tanto, la elasticidad a los tejidos.

Extracto de Fucus: El fucus contiene yodo orgánico en su tallo, el cual tiene la propiedad de movilizar el líquido retenido en las zonas localizadas del cuerpo, estimula la circulación y elimina las toxinas.

Es un ingrediente esencial para tratamientos reafirmantes y de adelgazamiento, ya que disminuye el grosor de la piel, aumenta su elasticidad y estimula la microcirculación.

Propiedades: Antibacteriano, antioxidante, diurético, emoliente y anti-inflamatorio.

Extracto de Cola de Caballo: Esta hierba tiene una larga historia como un tratamiento efectivo para la piel dañada y cansada. Es usada por sus propiedades astrigentes, tonficantes y reafirmantes en la piel. Ayuda a curar heridas. Ayuda también a mejorar la elasticidad de piel. Esta hierba ayuda a eliminar el exceso de aceite en la piel y el cabello. Es coadyuvante en el tratamiento de pieles arrugadas.

Extracto de Ginseng: Planta oriental de reconocidas propiedades rejuvenecedoras y regeneradoras, que equilibra y regulariza la actividad celular de la piel, ya que en las pieles secas es escasa y está descompensada en las mixtas.

El ginseng actúa aliviando los síntomas del cansancio, así como el insomnio y el estrés, de efectos muy perjudiciales para nuestra piel, el ginseng proporciona juventud y tersura, regenerando además las células. Además, el ginseng acelera la eliminación de toxinas y protege contra radiaciones solares responsables de melanomas. Así pues es un potente antioxidante que retarda el envejecimiento cutáneo y proporciona elasticidad a la piel, nutriéndola.

Silicio Orgánico: Reestructura la piel fragilizada y potencia las propiedades hidratantes del ácido hialurónico y de la alantoína, constituyentes naturales de la dermis que, disminuyendo en cantidad y calidad con la edad, son responsables de la aparición de arrugas.Protege contra los radicales libres y la oxidación. Gracias a su estructura electromagnética especial, se encuentra en constante búsqueda del equilibrio iónico, y por tanto, de la actividad antioxidante

Vitamina F: Su aplicación en cosmética se basa en sus propiedades para modificar ciertos estados de la piel, tales como la sequedad, enrojecimiento y descamación de la misma. Los ácidos grasos poli-insaturados poseen efectos tonificantes, mejorantes del aspecto del cutis. También se aplica este producto para eliminar pequeños pliegues y arrugas de la piel.

Pantenol: Provitamina B5. Tiene gran capacidad de penetración en la piel y un característico poder humectante. Ideal para aplicar como postsolar y en irritaciones suaves de la piel. 

Aceite de Germen de Trigo: Desde el punto de vista cosmético el Aceite de Germen de Trigo supone una fuente natural de vitamina E y es también importante por el resto de componentes lipídicos que contiene. Aplicable en fórmulas antienvejecimiento por la acción antioxidante de los tocoferoles que actúan a nivel de los ácidos grasos esenciales de membrana y los estabiliza. También realiza un efecto inhibitorio de los radicales libres que se forman impidiendo su actuación y así se evitan los procesos oxidativos a nivel de membranas. También realiza un efecto regenerador en los tejidos cutáneos debido a la presencia de ácidos grasos insaturados, favoreciendo la circulación local de la dermis  y su revitalización.

Alantoína: Ayuda a aliviar los efectos desfavorables a la piel provocados por ciertos ingredientes cosméticos tales como detergentes, aceites y materiales alcalinos o ácidos. La alantoína promueve y acelera los procesos de cicatrización  natural en el cuerpo, es decir ayuda a la piel  a auxiliarse a sí misma. 

Ficha técnica