Aceite Esencial de Menta

Aceite Esencial de Menta

Referencia: 13IB24ME

Formatos: Frasco 10 ml

Astringente, descongestionante, refrescante y tónico.

Los aceites esenciales se pueden utilizar mediante masaje, diluidos en cremas, lociones o geles y puros, a través de inhalación. Dependiendo del tipo de aceite, su uso causará efectos físicos, mentales y emocionales diferentes. La aromaterapia debe emplearse con precaución y, preferentemente, guiada por un profesional cualificado, que comprobará las contraindicaciones, dosis y mejores maneras de utilizarla.

Analgésico, antiséptico, antiespasmódico, expectorante, hepático, estimulante mental, tonificante nervioso.

Tiene un efecto dual refrescante, calentador y secante.

Es útil para las enfermedades infecciosas de la boca.Actúa sobre estómago, hígado e intestino.Alivia las náuseas instantáneamente.Es bueno para vómitos, dolor de estómago, indigestión, retortijones y diarrea (por sus propiedades antisépticas). También para los cólicos hepáticos.Es ideal para los síntomas que preceden a la gripe.

Es muy analgésico, efectivo para dolores de cabeza y migraña. Alivia la congestión linfática de los días de calor, las piernas hinchadas por estar parado, los edemas por trastornos cardíacos o circulatorios. Refresca y deshincha.Actúa bien sobre el enrojecimiento cutáneo debido a inflamación o acné.Se puede usar para tratar tiña, sarna y picaduras de insectos.

Es eficaz en muchos trastornos nerviosos. Es estimulante y reanimadora, ideal para cuando se experimentan sensaciones de letargo.

Ficha técnica